Todo lo que necesita saber sobre CCTV y GDPR

Las imágenes filmadas identificables se consideran datos personales y, por lo tanto, se rigen por reglas simples pero inflexibles. Para ayudarte, hemos recopilado la información más importante relacionada con el Reglamento General de Protección de Datos y Videovigilancia.

1) El RGPD tiene un papel importante en la videovigilancia.

El RGPD es un estándar estrechamente vinculado al mundo de la videovigilancia. Esto a menudo se ignora porque la mayoría de la gente piensa que el RGPD solo se aplica a los datos personales del tipo: datos bancarios, números de teléfono.

2) El uso de la videovigilancia está muy extendido.

La mayoría de las empresas, desde pequeñas tiendas de conveniencia hasta grandes edificios de oficinas, tendrán un sistema de monitoreo, ya sea por razones de seguridad, vigilancia o salud y seguridad. Por lo tanto, la videovigilancia se ha vuelto omnipresente y guía una gran parte de las actividades comerciales y de seguridad. Por tanto, el RGPD se aplica a un número creciente de establecimientos.

3) Justificar el uso de la videovigilancia es fundamental.

El GDPR requiere que el procesamiento de datos personales sea legal y transparente. Las cámaras recopilan datos personales en forma de imágenes y, por lo tanto, no son inmunes de ninguna manera. En casi todos los casos, los dueños de negocios pueden confiar en intereses legítimos o en la necesidad de cumplir con algún otro requisito legal para el cumplimiento de la operación de videovigilancia. Sin embargo, tendrán que justificar esto en relación con el área de cobertura de las cámaras. Incluso dentro de un lugar de trabajo, los empleados tienen derecho a la privacidad.

Reglamento general de protección de datos

4) El procesamiento de imágenes puede ser considerado legal por las autoridades públicas y las fuerzas policiales.

Si bien este artículo no está dirigido expresamente a actores del sector público, cabe mencionar que existen circunstancias en las que el tratamiento se considera lícito. Por ejemplo, cuando se protegen los intereses vitales de los interesados ​​o cuando el procesamiento se lleva a cabo en interés público, se puede permitir la modificación de imágenes.

5) Los interesados ​​tienen derecho a ser informados.

Es obligatorio informar sobre el uso de la videovigilancia mediante carteles que indiquen las áreas cubiertas y la normativa vigente.

6) La retención de datos no debe ser por un período infinito.

Uno de los principios fundamentales del RGPD requiere que los datos personales se procesen solo durante el tiempo que su finalidad así lo requiera. Los datos deben conservarse durante el tiempo que puedan ser útiles, y nada más. Algunas comunidades imponen un período máximo de detención de imágenes.

7) Quienes lo deseen pueden tener acceso a las imágenes filmadas.

Para hacerlo, los propietarios de negocios / operadores de CCTV deberán asegurarse de que el solicitante esté presente en las imágenes y que, al proporcionar estas imágenes, no estén revelando ningún dato personal de otra persona afectada. Esto puede implicar difuminar ciertas partes, como números o matrículas.

8) Las medidas de seguridad como el cifrado son fundamentales.

Es imperativo que los dueños de negocios u operadores de CCTV respeten la confidencialidad e integridad de cualquier metraje. Las pantallas que muestran imágenes en vivo o grabadas solo deben ser vistas por personas autorizadas, y no por miembros del público que deambulan por una estación de seguridad o un quirófano de CCTV. Las secuencias deben ser seguras independientemente de su formato. Por ejemplo, deben estar encriptados y su formato físico debe estar bloqueado y rastreado a través de un proceso de firma.

Última actualización el 2021-04-21 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *